Una de las formas más sencilla de crear nuestro espacio en internet es a través de los servicios para blog. Los dos más populares son Blogger y WordPress. Pero nosotros hablaremos de nuestro proceso en la contratación de WordPress

Aunque blogger es uno de los servicios del todo poderoso Google, el propio buscador favorece a WordPress en su ránkin. Además, nosotros te recomendamos WordPress.

Opciones de WordPress

Dentro de WordPress puedes elegir entre el servicio de pago o el gratuito.

El gratuito es bastante funcional pero muy básico, no te hace falta pagar por hostings y el dominio es suyo. Lo verás porque tu dominio será www.ejemplo.wordpress.com. Las opciones de personalización son muy básicas y no puedes cargar plugins. Los plugins son la magia de WordPress, lo explicaremos más adelante.

Sin embargo podrás generar contenido y poner etiquetas. Con lo que podrás hacerte visible en poco tiempo.

En WordPress de pago si necesitas hosting y dominio. En la mayoría de hosting tienes la opción de instalar en un click. Así que puedes tener en pocos minutos un dominio profesionalizado e instalado para empezar a desarrollar tu marca personal.

Contratación de WordPress

En nuestro caso, contratamos Hosting y Dominio en la misma empresa (Hoswedaje). Previo a esto contactamos con ellos y les explicamos la finalidad de nuestro proyecto. Nos asesoraron en la elección del plan. En este caso es un blog por lo tanto con el paquete básico teniamos bastante.

Cuando efectuamos el pago inmediatamente nos mandaron un enlace con nuestro usuario y contraseña con un enlace a nuestra consola. Allí vimos todas las cosas que podiamos hacer con nuestro dominio. Elegimos la opción de WordPress con la opción “One Click” y fue instalar y listo!