¿Cuándo fue la última vez que leíste tu propio sitio web? No, en serio, la última vez que miraste cada página, hiciste clic en cada enlace y leíste cada palabra.

Si fue hace algún tiempo, probablemente es hora de actualizar el contenido de tu sitio y su aspecto. Aquí te dejo siete sencillos pasos que pueden ayudarte a mejorar tu sitio web:

  1. Simplificar. ¿Tiene tres barras laterales abarrotadas con diferentes widgets? Vuelve a lo básico. Mira cada página de tu sitio y pregúntate qué acción quieres que los visitantes tomen: ¿inscríbirse en tu lista de correo electrónico, contactarte por teléfono? Sea lo que sea, haz que sea la única acción a tomar en esa página. Demasiadas opciones causan confusión y hacen que las usuarios salgan.
  2. Solucionar los problemas. A medida que los sitios web se actualizan, las cosas tienden a desestructurarse en el diseño. Una página utiliza un color o fuente diferente; otra tiene márgenes diferentes o una plantilla diferente. Los enlaces se rompen. El sitio entero parece caótico o descuidado. Tómate el tiempo para comprobar cada página, suavizar los errores y asegúrate de que la información es precisa y que los enlaces están funcionando.
  3. Consigue un cambio de imagen. Si tu sitio no ha tenido una nueva apariencia en varios años, es probable que comience a parecer anticuado. Los clientes se aburren y no sienten nada nuevo en tu empresa. Considera un rediseño que refleje la dirección y actitud actual de tu empresa.
  4. Añadir noticias e historias. ¿Quieres cobertura gratuita? Empieza a publicar comunicados de prensa. Cuando los reporteros te visiten, escanearán esos y tendrán la sensación de que tu negocio tiene mucho que hacer. Cada uno de esos lanzamientos podría despertar el interés de los medios por su cuenta, también. Para obtener un crédito extra, publica un nombre de contacto de medios específico, para que los periodistas sepan a quién llamar.
  5. Actualice la página Acerca de. La página “Acerca de” es generalmente la segunda página más visitada de cualquier sitio, lo que significa que es una página importante en la que necesitas poner mucha atención al ser la cara de la empresa. Asegúrate de incluir actualizaciones, noticias o cambios realizados en la empresa – premios ganados, nuevos productos introducidos, oficinas abiertas o nuevos miembros del equipo.
  6. Blog. Si su sitio web de negocios tiene un blog que no se ha actualizado en tres meses o más, es el momento para una charla seria. Los blogs pueden conducir nuevas perspectivas a su sitio, pero un blog polvoriento y anticuado no envía un buen mensaje. En este caso, debes de tomar una decisión para sacar ese blog de nuevo al publicar al menos una vez a la semana – o, de ser el caso, deshacerse de él.
  7. No seas misterioso. No creerías cuántos sitios web de negocios he visto donde el número de teléfono, la dirección, los nombres de contacto, los precios de los productos y las horas de operación son difíciles de encontrar o faltan por completo. Revisa tu sitio para ver si tu información vital se puede encontrar fácilmente. Asegúrate que los datos de contacto estén en fuentes más grandes, más arriba y visibles en todas las páginas de tu sitio web, no ocultos bajo una pestaña ‘contacto’.